Search
  • Luis Felipe Faraj

El Primer Asesino

En un mundo donde millones quieren lo mismo que yo quiero, ¿por qué he de merecerlo cuando llegue la hora?


Una interrogante que me hice por muchos años. Creo que todos aquí nos frustramos cuando sea que no recibimos lo que supuestamente merecemos, pero cuando llega el momento de reflexionar y estamos solos escuchando el monólogo interno, no podemos escapar de la cabeza y sus 60,000 pensamientos diarios -donde la mayoría son negativos-.


La historia de los primeros y reales seres humanos. Digo esto porque Adán y Eva vienen del polvo, nunca fueron bebés, no fueron criados por absolutamente nadie. La Biblia no especifica mucho acerca de la crianza de los hermanos. De hecho, Moisés solamente narra la historia; no existen detalles específicos pero podemos concluír muchas cosas con lo escrito. Sabrán que me refiero a los hermanos Caín y Abel. La historia sabemos como comenzó y también como concluye, pero hay algo muy interesante que Dios le dice a Caín después que el le presenta su ofrenda.

‘’Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.‘’ -Génesis 4:5-6 Prácticamente Dios le dijo: ‘‘Caín, si haces el bien podes andar con la consciencia tranquila y con la frente en alto.‘‘ Me parece increíble que el Creador pone a Caín dentro de una posición donde está obligado a comenzar una reflexión personal y allí en ese ring de boxeo es únicamente Caín vs Caín. Desde el principio de los tiempos tenemos el ejemplo claro de dos personas que querían exactamente lo mismo con dos resultados totalmente opuestos. Ambos deseaban agradar a Dios con una ofrenda, pero solo uno lo hizo sonreír. ¿Por qué? Porque en la agenda de Dios no está ser políticamente correcto, El no da premios a los que llegan de último lugar; Dios no celebra la mediocridad, si lo hace estaría dañandonos. El Dios de justicia y excelencia.


Damas y caballeros, en un mundo donde todos buscan grandeza, dinero, poder, sexo, fama (todas éstas son cosas buenas, por cierto; lo malo es el medio con el que se obtienen y fuera de los parámetros establecidos por Dios) pero, ¿cómo te estás separando del resto para cuando llegue la repartición ser merecedor de ellas? ¿Qué estás haciendo para construirte en ser un mejor hombre o mujer para que cuando llegue tu pareja tu semblante no caiga? La amargura se apodera de las personas que no tienen lo que desean porque la sociedad les ha mentido que pueden tener lo que quieran con derramar lágrimas, insistir o tener ‘conectes’. Pero la ley de leyes (siembra y cosecha) dice lo contrario. Las decisiones que tomemos hoy serán el mejor o el peor fantasma con el que vamos a lidiar en un futuro. Caín, por desquitárselas con Dios, mató a Abel. La incapacidad de él a causa que alguien estaba mucho más preparado moralmente lo llevó a hacer una locura. Así sucede en éste mundo, en vez de hacer algo para ser más que los demás, matamos el ideal de las personas en nuestras mentes en vez de imitarlas. Si el primer asesino hubiese imitado a Abel, que diferente hubiese sido todo. Dios, sabiduría en su máxima expresión, dejó con vida a Caín cuando Dios lo castigó por quitarle la vida a su hermano. ‘’Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra.‘’ Vas a ser un vagabundo. Y por cierto, si leen después Dios le dice ‘y nadie te va a matar’, era una de las preocupaciones de Caín, que alguien lo iba a encontrar y lo iba a matar; Dios le dijo que no se preocupara porque nadie lo iba a matar. Osea, vas a vivir con lo que hiciste hasta el día de tu muerte. Wow.

La mediocridad tiene un precio, ser del montón se paga más caro que ser ‘el raro’. Ser el raro únicamente conlleva aguantar burlas de dos o tres pelones, ser mediocre es aguantar las burlas de la misma vida más adelante.

Interrogantes

A la hora de sacrificarte, ¿estás siendo como Caín o como Abel? A la hora de aceptar corrección, ¿estás siendo como Caín? ¿Cómo descansas por las noches? ¿Con consciencia pesada o tranquila? Podes engañar a cualquier persona, menos a la del espejo.

’’Existen dos tipos de dolores en éste mundo: El dolor de la disciplina y el dolor del arrepentimiento. Uno de éstos dos dura para siempre’’ -Luis Felipe Faraj


90 views0 comments

Recent Posts

See All

Una de mis películas favoritas de pequeño se llama Face Off, protagonizada por John Travolta y Nicolas Cage. En resumen, ambos actores se someten a una cirugía de rostro en la cual intercambian caras